Tras una carpeta negra

18/9/13

Tras una carpeta negra.

Salía del instituto. Mientras contestaba algunos whatsapps, caminaba en la dirección por la que solía ir para llegar a casa, que estaba a 15 minutos de allí. Hacía sol y un poco de calor.

Al girar la esquina me encontré con alguien sujetando una carpeta negra que le tapaban la cara. Sólo se le veía las manos y las piernas.

Cuando pasé por su lado, me quedé extrañada. ¿Había acabado de ver a una carpeta con piernas y brazos?
Me giré hacia allí extrañada. Y entonces fui cuando lo vi. 
Sonriendo y con sus ojos azules mirando al frente y sujetando con su mano izquierda la carpeta negra, le vi. Fueron apenas unos segundos pero su rostro se quedó en mi mente. 
Al recordar la situación no paraba de reírme por dentro. ¿Porqué estaría tapándose con la carpeta? ¿No quería que le diera el sol? 

Al día siguiente, llegué al instituto pronto y esperé en la puerta mientras navegaba por internet en mi smartphone. Estaba sola, nadie había llegado aún.

Apoyada y con un pie tocando la pared, noté que algo se estaba acercando a mí. Sentí miedo al principio. Estaba allí sola y solo se veían coches circulando por la carretera. Algo asustada, guardé el móvil en el bolsillo y me abroché mire rebeca de lana. Sentí frío. Una suave brisa acariciaba el ambiente.

Entonces un hombre enmascarado vestido de negro se plantó en frente de mi, con una navaja en la mano. 
Si antes sentía frío, ahora estaba congelada. Mi corazón latía rápidamente. Me sentí pequeña. No podía reaccionar. Noté que mi frente sudaba. Lágrimas llegaban a mis ojos. Mi voz se desvaneció.

De repente, alguien más estaba allí. Esa persona agarró al enmascarado por el hombre y con la otra mano le pegó un puñetazo en toda la nariz. El enmascarado cayó, y mientras esa persona le daba una patada en el estómago, soltó un alarido de dolor.

No podía dejar de mirar al enmascarado que me había atracado en el suelo. Rápidamente se levantó y se fue corriendo.

Mi mirada seguía clavada en el suelo y una lágrima resbaló por mi mejilla. Vi que unas zapatillas se acercaban a mí.

Unas manos acariciaban mis mejillas apartándome el pelo. Alcé mi cabeza y vi quien me estaba acariciándome el pelo. Yo ya conocía esos ojos azules y esa sonrisa maravillosa. Era el chico de la carpeta. Suspiré aliviada.

Sin perder la sonrisa me preguntó:
-¿Estás bien? 
-Sí.

Me abrazó y le rodeé la cintura con mis brazos y apoyé mi cabeza en su pecho. Me sentía mejor. Me había sobresaltado la presencia del enmascarado y no sé que hubiera pasado si él no hubiera aparecido. Me dio un tierno beso en la mejilla.

La puerta se abrió y seguíamos estando solos. Cada uno se dirigió hacia su clase. 

Aquella tarde al recoger mis libros del pupitre cayó un papel que decía:

Te espero donde ayer me viste por primera vez, porque para mi no fue la primera vez. :) 

Aquella nota, aunque no concía mucho al chico, me sacó una sonrisa. Sólo sabía que se llamaba Martín y que estudiaba primero de bachiller, y que es el típico marginado del instituto. 

Fui rápidamente a aquel sitio, pero el no estaba. No parecía estar escondido ni nada. Dejé mi mochila en el suelo y me senté en un banco. Pero antes de que me sentara él ya estaba abrazando mi espalda por la cintura. Y me dio un beso en la mejilla. 
Me giré y rodeé su cuello con mis brazos. No dejaba de sonreírme. Nuestros labios se juntaron dando un tierno y cálido beso, y sin perder la sonrisa me susurró un <Te quiero>.

¿Quién me iba a decir que tras una carpeta negra se escondía un chico maravilloso? Mi chico.
Blue Butterfly.

2 comentarios:

  1. ¡Hola! Ya están las votaciones abiertas del concurso de la cabecera. Suerte! http://infinityffeelings.blogspot.com.es/2013/09/participantes-del-concurso-cabecera.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, enseguida me paso.
      Un beso,
      Blue Butterfly

      Eliminar

¡Hola!
Estoy encantada de que quieras dejar un comentario. ¡Muchas gracias! El blog mejorará gracias a ti.
Pero recuerda que los SPAM y los SPOILERS no están permitidos, así como la falta de respeto hacia mí o a otro usuario que comente.
Gracias.
Blue Butterfly