Aquella tarde de invierno

16/12/13

Aquella tarde de invierno
Era una tarde de invierno. El árbol de Navidad imponía autoridad en medio de la plaza, decorado con bolas multicolores y con luces rodeando las hojas verdes del abeto. La estrella dorada que estaba en lo más alto, relucía con la luz de las farolas que bordeaban la plaza.
Nieve fría y blanca caía desde el cielo formando una cortina. La gente arropada con gorros de lana, bufandas y botas paseaban lentamente por la plaza, y muchos se paraban a contemplar el árbol. Caminaban felices y cogidos de las manos muchas parejas jóvenes, matrimonios y veteranos. Algunos en familia, otros con amigos. Era una tarde de amor, de felicidad pero de tristeza y nostalgia para otras.
Una melodía compuesta por piano y guitarra fluía por la plaza y las calles del pueblo. Una melodía que sonaba desde un rinconcito de los puestos del mercado.
Se olía el olor del turrón, del algodón de azúcar, del chocolate, fundido con la nieve. Y se sentía un aire frío que soplaba muy cuidadosamente en el rostro de las personas paseando aquella tarde de invierno.
Blue Butterfly

2 comentarios:

  1. Acabo de meterme de lleno en las navidades con tu texto jeje. Que ganas tengo de que sea noche buena y navidad para poder sentir todo eso. Una pena que solo sea una vez al año.

    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje. Si, yo también tengo ganas. Me alegro de que te haya gustado.
      Un beso,
      Blue Butterfly

      Eliminar

¡Hola!
Estoy encantada de que quieras dejar un comentario. ¡Muchas gracias! El blog mejorará gracias a ti.
Pero recuerda que los SPAM y los SPOILERS no están permitidos, así como la falta de respeto hacia mí o a otro usuario que comente.
Gracias.
Blue Butterfly