Este abrazo

23/12/15

Este abrazo


-- ¡Bienvenida a bordo! -- saluda la azafata con un gran sonrisa y un deje de acento británico.

-- Gracias. -- respondo.

Busco la 16D y me siento. Poco a poco el avión con destino a Madrid se va llenando. La mayoría de los pasajeros jóvenes parecen españoles e imagino que todos estamos aquí por el mismo motivo: por trabajo y proyectos que nos obligan a alejarnos de los nuestros. 

No pasa mucho tiempo desde que le envió un mensaje a mi hermana diciéndole que ya estoy en el avión hasta que éste despega y estamos en el aire. 

Dejo el portátil sobre la bandeja y lo enciendo porque me dispongo a editar el vídeo para mañana. Con un poco de suerte cuando llegue a casa solo tendré que ponerlo a subir, programarlo y ya está, así el resto de la semana lo disfruto con mi familia con la conciencia tranquila. 

Me coloco los cascos e ignoro el exterior. Estoy concentrada en mi trabajo hasta que mi mente empieza a divagar y me preocupo yo sola por cosas inciertas. ¿Cómo reaccionará mi familia al verme de nuevo?

Estoy segura de que Laura se alegrará mucho de verme, pues ella siempre me ha apoyado en mi decisión: terminar la carrera y dedicarme a YouTube, y la verdad es que me iba bastante bien. Ahora residiría en Bath hasta febrero por un proyecto que tengo con otros YouTubers anglosajones. 

Pero a mis padres no les hacía ninguna gracia que no hiciera al máster y que encima tuviera que irme a otro país para emprender un proyecto en un trabajo que, según ellos, no era digno y que no iba a dar de comer en un futuro. 

Ni siquiera vinieron al aeropuerto a despidirme y a penas hablamos por teléfono desde entonces. 

Intento quitarme esos pensamientos de la cabeza y continúo editando, ya que no quedaría mucho para aterrizar y tenía que terminarlo. 

La verdad es que no creo que las cosas hayan mejorado demasiado, ya que Laura me contó que se había ido a vivir con dos amigas de la universidad a un piso compartido en el centro de Madrid. Me recuerda a mí durante mi época universitaria, pues también me fui a vivir con tres amigas a un piso compartido en el centro porque en mi casa no me dejaban hacer vídeos, y eso era lo que yo quería hacer.

Cuando me quiero dar cuenta, estamos aterrizando. Al menos el vídeo está editado y en nada ya estoy recogiendo la maleta de la cinta giratoria. 

Un cosquilleo nervioso me recorre el cuerpo. Al otro lado podría estar esperandome mis padres y Laura. 

Pero cuando la cruzo, no veo a nadie. Ni a mamá ni a papá. Ni siquiera a Laura. Miro la hora en el móvil. Deberían de estar aquí. Pero no diviso a mi familia ni a ningún conocido entre la multitud que se abraza a los recién llegados y se les escapan unas cuantas lágrimas. 

Arrastro la maleta con fuerza y me dirijo a la parada de los taxis. Mi móvil suena al instante. Es Laura y me dice que está al caer, que había mucho tráfico y que tardaría un cuarto de hora en llegar. Estaba a punto de decirle que no se preocupara, que me cogería un taxi y ya está, pero sentía que si le decía eso parecería desagradecida. 

Me siento en una cafetería y pido un café. Iba a sacar el portátil de nuevo, pero no tenía ganas, así que me limité a mantener la mirada perdida, hasta que el pitido de un WhatsApp de Laura me devolvió a la realidad y me dirigí a la sala de llegadas.

Y la vi aparecer y al verme me sonrió y corrió hacia mí. Y yo me quedé ahí plantada y me aferreré a ella en un abrazo y me empezó a decir cosas que no escuché. Simplemente hundí mi cara en su abrigo y me puse a llorar con tanta fuerza que me dolía hasta la garganta. 

No me podía creer que mi hermana estuviera ahí conmigo. Era tan distinto hablar con ella a través de Skype a estrecharla en mis brazos. 

Pero el problema no era la distancia. 

Era la inseguridad que me provocaba aquella situación. Volver a casa por Navidad, con mis padres, después de haber estado varios meses sin establecer contacto con ellos, simplemente porque no me apoyaron en mi decisión. 

Me planteé no volver. 

Por algún motivo lo hice.

Y yo diría que se trataba de este abrazo.



Esto ha sido la segunda parte (Escritor) del Proyecto: Copo de Nieve que he creado (ahora está cerrado) y el domingo tendréis la recopilación todos los trabajos. Espero que os haya gustado.

¿TE APUNTAS?


Blue Butterfly

2 comentarios:

  1. No, no, no... Esto no puede ser un relato. ¡PARECE EL PRÓLOGO DE UNA NOVELA! Anímate y escribe la continuación, anda. :D
    Bueno, feliz Navidad.

    -Dani.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿¿¿¡¡¡Quéeeeeeee!!!??? No lo había visto de ese modo y puede que me anime.

      ¡Muchas gracias Dani! :))

      Blue Butterfly

      Eliminar

¡Hola!
Estoy encantada de que quieras dejar un comentario. ¡Muchas gracias! El blog mejorará gracias a ti.
Pero recuerda que los SPAM y los SPOILERS no están permitidos, así como la falta de respeto hacia mí o a otro usuario que comente.
Gracias.
Blue Butterfly