Mi conexión con los lugares

1/12/16


¡Hola a todas!

Hoy quiero compartir con vosotras algo me pasa bastante y es que, sobre todo cuando viajo, siento muchas cosas. Y sobre todo cuando estoy de vuelta en casa siento muchas más cosas; como un cosquilleo, unas vibraciones.

El caso es que mi mente siempre establece una conexión con ese sitio

Y ahora que está lloviendo fuera y estoy escuchando a Melendi (sí, otra vez), creo que es el momento perfecto para contaros esto de mi conexión con los lugares.

¡Vamos allá!

mi conexión con los lugares
Cuando viajo siempre me quedo con la experiencia y la gente que he conocido antes que el sitio en sí, por mucho que me haya encantado.

Y siempre recuerdo cada sitio que he visito basado en la experiencia que he vivido (sea buena o mala), por ejemplo; París. 

París fue horrible para mí porque pasé una experiencia muy mala; sentí impotencia, y caí bastante bajo. Y la verdad es que la ciudad me gustó, pero siempre lo recordaré como un sitio al que no volvería. Naturalmente, quiero volver a París y a Francia, en general, (y a Disneyland, en particular), pero sé que lo haré con gente con las que creo que me lo voy a pasar genial o sola en busca de aventura.

Fuente: Unsplash


Berlín. Ay, Berlín. No te voy a engañar, las calles, los bosques, la ciudad de Berlín me enamoró y me gustaría vivir allí en un futuro. Pero, Berlín también fue la primera vez que viajaba totalmente sola; el mundo y yo. Y recuerdo esa sensación en el avión de ida que me sentí tan libre y respiré tan hondo, y nunca pensé me sentiría tan bien. Fue como si depuraba todo lo malo y desapareciera. Berlín me inspira; amo Berlín. Fue el primer paso, el primer sitio de lo que quiero hacer durante el resto de mi vida, que es viajar y descubrir y aprender cosas nuevas.

Fuente: Unsplash
Y Friburgo, mi último viaje. Si Berlín significaba independencia y libertad, Friburgo ha sido encontrarme a mí misma, ha sido darle la razón al mundo en que hay gente maravillosa que habita en él y que no todo el mundo te quiere hacer daño. Fue la prueba de ello y fue donde descubrí que quiero salir de donde estoy y quiero salir más por el mundo para conocerme más y para encontrarme con gente maravillosa e increíble.

Resultado de imagen de freiburg tumblr
Fuente: Tumblr

Y te voy a contar una cosa, así curiosa. Yo tenía planeado un viaje para ahora diciembre con las mismas personas con las que me fui a París hace unos años. De hecho, te lo comentaba en el post de la nueva temporada del blog que había un viaje planeado y que también haría lo mismo que hice con el de Friburgo.

Ese viaje era a Alemania, bastante cerca de Friburgo, de hecho. Se ha cancelado, no se va a hacer; es definitivo. Y, ¿sabes qué? No me importa. Adoro Alemania y quiero verla de arriba a abajo, pero con esa gente, no. 

Yo no sé si es el destino o qué, pero me parece muy curioso que siendo que los dos viajes que he hecho a Alemania han supuesto un cambio y una experiencia muy positiva para mí y que justamente, el próximo que iba a hacer con esta gente (con la que me fui a París, y sí, fue por culpa de ellas que lo pasara tan mal), se haya cancelado. Es como si, no sé, como si todas las veces que vaya a Alemania va a ser mejor que la anterior. Y no sé, es una señal desde luego. :P


Pues bueno, solo quería compartir con vosotras esta parte de mí, esta sensación que siento cada vez que vuelvo de viaje, y, ¡espero que os haya gustado mucho el post! :)


me encantaría que me dejaras en los comentarios: si tú también tienes esta sensación que viajes y si no, qué sientes al viajar, si te parece curioso mi conexión con alemania, tus experiencias y opinión al respecto y cualquier otra cosa que te apetezca comentarme. :)

te espero en los comentarios. ¡gracias por leerme y comentar!

¡Hasta la próxima!
¡Suscríbete a la newsletter del blog!

2 comentarios:

  1. ¡Hola! Me encantó la entrada. Creo que cada lugar al que viajamos nos deja un granito de arena, nos hace crecer como personas y es hermoso lo que algunos lugares, personas, momentos hacen con uno, es sentirse realmente uno mismo y ser libre de una forma que tal vez en donde vives no puedes serlo.
    Fui dos veces a Paris, es una ciudad hermosa, y es real que no se dan tanto esas cosas que pueden pasar en otras cuiudades, no se que fue en particular lo que pasó, pero a nosotros (en la segunda ocasión que fui) a penas llegamos nos compraron como 100 euros un taxi que seguro que valía mucho menos de eso, mientras que en Ámsterdam, el taxista super amablemente nos charlaba en inglés, y preguntaba cosas de Paris porque quería ir allí con su familia.
    Creo que la gente tiene muho que ver en cuanto a la imágen que uno se lleva de la ciudad aunque también creo que todas nos dejan algo especial en nosotros
    Bueno luego de este comentario eterno, decirte que amo tu blog, es precioso, te sigo y espero leerte pronto, en mi blog habrá entradas todos los días por este mes, así que espero verte por alguna de ellas ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por compartir tu opinión y comentar!

      La verdad es que sí, cada lugar está hecho de personas. :)

      Blue Butterfly

      Eliminar

¡Hola!
Estoy encantada de que quieras dejar un comentario. ¡Muchas gracias! El blog mejorará gracias a ti.
Pero recuerda que los SPAM y los SPOILERS no están permitidos, así como la falta de respeto hacia mí o a otro usuario que comente.
Gracias.
Blue Butterfly