Echo de menos mis inicios en el blog

28/3/17


Me he puesto a leer entradas antiguas e incluso las primeras que publiqué y, no sé por qué, he sentido nostalgia. Tengo muchísimo cariño a mis primeros posts y al blog en sí porque es una parte de mí, en la que he podido ver todo lo que he evolucionado. 

Sé que lo he contado muchas veces, pero yo empecé en Blogger porque nadie me escuchaba y porque tenía tanto que contar, y necesitaba tanto desahogarme y no podía. Y un día cualquiera decidí escribir mis sentimientos tal cual en un Word y se me ocurrió publicarlo en un blog, y nació este.

Yo no tenía ni idea de qué era Blogger, ni siquiera Internet porque yo solo utilizaba Internet cuando mi padre terminaba de trabajar y me dejaba el ordenador para jugar minijuegos online. Pero más allá de eso, no sabía nada.

Y a leer esos posts otra vez me he dado cuenta de lo inocente que era y me ha recordado el porqué empecé aquí, y es que últimamente me planteo porqué sigo aquí, y al parecer es, tristemente, por la misma razón. Yo antes empecé escribiendo relatos que no he borrado del blog, a pesar de que se ve claramente mi poca habilidad para escribir y no son los mejores relatos del mundo, pero recuerdo exactamente el porqué, el cuando y el cómo de cada relato. 

Recuerdo la época de mi vida, recuerdo el motivo que me impulsó a escribirlo y recuerdo donde lo escribí. Y recuerdo también que subía posts cuando me daba la gana, sin horario fijo, solo cuando lo sentía así y me apetecía, y en eso es donde más me doy cuenta de que no tenía ni idea de qué era Blogger, que seguía con la idea de cerrar el blog cuando me sintiera mejor conmigo misma, pero sobre todo porque realmente lo necesitaba. 

Me hubiera ido a la mierda si no hubiera abierto el blog, si no me hubiera desahogado de esa forma: yo misma me busqué y me di oportunidad a echar toda la mierda que tenía en mi interior y que ciertas personas me estaban generando.

Y los comentarios de los posts... he llorado leyendo algunos comentarios, porque son muy bonitos, porque son de ánimo y porque sé lo mucho que significaban para mí porque me ayudaron a seguir adelante con muchas cosas. Y siento que eso lo he perdido.

No por vosotras, no por que haya más gente, sino por mí: porque mi contenido ha cambiado y porque el blog y yo hemos tomado este camino, del que no me arrepiento porque, como siempre digo, no me siento obligada a subir post y estoy muy contenta de estar aquí, pero siento que ha cambiado porque creo que soy muy distante.

Nunca se me ha dado bien las redes sociales, aunque no me refiero a ese tipo de interacción. Me refiero a escribir mis sentimientos tal cual y ya está. Porque ahora lo que hago es hablar de muchas cosas en las que os cuento mi experiencia y os doy mi opinión, cien por cien sincera, pero no sé, siento que no soy yo en mi estado puro, y por eso echo de menos mis inicios en el blog.

Seguramente estarás pensando menudo chapas la tía esta y mira, qué quieres que te diga, necesitaba expresarme, escribir mis sentimientos, como digo y lo he vuelto a hacer y lo haré las veces que necesite.

Y he decidido dejar este post sin decoraciones, sin negritas, sin nada, como lo hacía antes.

No sé que opináis, no sé si me he explicado bien o no.

Solo sé que lo he escrito tal cual y si no tiene sentido para vosotras, al menos lo tiene para mí.

Creo que es evidente que estoy un poco de bajón, pero bueno necesitaba decir esto y desahogarme, y me encantaría saber qué pensáis en los comentarios.

Gracias por estar ahí

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola!
Estoy encantada de que quieras dejar un comentario. ¡Muchas gracias! El blog mejorará gracias a ti.
Pero recuerda que los SPAM y los SPOILERS no están permitidos, así como la falta de respeto hacia mí o a otro usuario que comente.
Gracias.
Blue Butterfly