La primavera en la pintura

24/3/18



¡Hola a todes!

Con la llegada de la primavera se me ha ocurrido recopilar algunas de mis obras pictóricas favoritas con esta temática. He recogido obras dedicadas tanto a la primavera, como obras florales - hay tres obras de cada-. Y tengo que esta idea se me ocurrió al ver este post en el instagram de Paola Rizo (del blog El rapto de los sentidos).

He aportado a cada una de ellas mi propia interpretación del cuadro para hacerlo más personal.

¡Espero que os guste!
¡Vamos allá!
la primavera
Esta obra es de las más curiosas porque son de las primeras que cogen una silueta humana y la llenan con otros elementos, en este caso, flores. Y este tipo de temática es muy actual también, ya que en la ilustración contemporánea es muy típico ver rostros femeninos rellenados con el fondo del mar, el bosque, etc.

Pertenece a la colección de Las Cuatro Estaciones del autor.


*
Esta es la obra más importante de todas y la más famosa su autor. Tiene un carácter mitológico y tiene muchos detalles, como podréis apreciar en las ampliaciones. La primavera simboliza la fertilidad y la mujer por tener el poder de dar luz a una nueva vida.


*
El impresionismo es de mis épocas favoritas y uno de los representantes más característicos es Monet. Esta obra representa una versión de la primavera en el campo florecido, un tiempo soleado, tanto que la figura lleva una sombrilla para protegerse del sol, y es una época en la que se recoge la cosecha porque ya ha dado sus frutos.


*
laS FLORES
Esta obra romanticista está repleta de detalles y de colores vivos. Es un bodegón que representa una cesta llena de fruta al aire libre y a mí me recuerda un poco a la idea de hacer un picnic bajo un tiempo soleado alrededor de la naturaleza.



*
Los nenúfares de Monet es de mis obras favoritas y, aunque tiene una colección entera con varias obras con nenúfares, ésta es una de las que más me gusta. Para Monet los nenúfares simbolizaban la paz.


*
Estos girasoles de Van Gogh también están cargadas de simbolismo y es que, para Van Gogh, los girasoles hacían referencia a la devoción en la tradición religiosa holandesa y para él, significaba su mundo interior porque así sentía el color amarillo.

*
¡Espero que os haya resultado interesante!


me encantaría que me dejaras en los comentarios: qué es lo que más te ha parecido curioso, si te gustaría que continuara haciendo posts sobre pintura, qué te gustaría ver próximamente y cualquier otra cosa que te apetezca comentarme. :)

te espero en los comentarios. ¡gracias por leerme y comentar!

¡Hasta la próxima!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola!
Estoy encantada de que quieras dejar un comentario. ¡Muchas gracias! El blog mejorará gracias a ti.
Pero recuerda que los SPAM y los SPOILERS no están permitidos, así como la falta de respeto hacia mí o a otro usuario que comente.
Gracias.
Blue Butterfly