Mi experiencia con la ansiedad

1/3/18


¡Hola a todes!
Hoy quiero hablar con vosotres sobre un tema bastante delicado y por ello, el post de hoy va a ser bastante más serio. No tengo ningún esquema, ni ninguna planificación - simplemente estoy sentada en mi cama con el portátil y quiero soltarlo todo sobre la marcha.

¡Vamos allá!
A mí me suele pasar que, de repente, me da por pensar en mi pasado y en mí misma como persona, y siempre saco estas conclusiones y reflexiones que, a veces, me gusta compartir con vosotres. De hecho, esto me ha ocurrido recientemente cuando reflexioné sobre mis años de colegio e instituto y porqué soy incapaz de recordarlo como algo positivo.

Y ahora me he puesto a pensar en donde estoy ahora mismo. Estoy ahora mismo en un sitio que hace un año no pensaría que realmente estaría aquí - y es que en febrero-marzo del año pasado seguía luchando por mi futuro: por el sitio que en el que quería estar. Y estoy aquí - al final de tantas batallas derrotadas, lo conseguí. E incluso hubo un momento en el que casi me rendí y lo eché todo a perder, y qué bien hice en no permitirlo y cuánto me costó no permitirlo.

A lo que voy es que ese fue uno de los motivos por los cuales sufría ansiedad y estuve unos 4-5 meses con ansiedad y sufrí tres ataques de ansiedad.

Y lo curioso de todo es que, en realidad, me di cuenta de lo grave que era la situación porque no tenía ganas de subir cosas al blog y es que no sacaba fuerzas para nada - y puede parecer una tontería, pero hasta ese momento nunca me había pasado.

Daba igual si me encontraba mal, si estaba de exámenes hasta arriba - daba igual todo: siempre sacaba tiempo para escribir post, aunque fuera muy tarde por la noche, aunque me tirara fines de semana enteros encerrada en mi habitación adelantando contenido para no faltar ni un día de publicación - daba igual si no tenía ideas, siempre se me ocurriría algo - porque es algo que me apasiona y que, sobre todo, me llena: soy feliz haciendo esto porque me evado del caos de mi vida.

Y al darme cuenta de que ni siquiera me apetecía hacer esto, me di cuenta de que realmente estaba fatal y que me encontraba muy en la mierda.

No pretendo hacer este post para informaros sobre la ansiedad y de cómo tratarla porque no tengo ni idea y además, no estoy escribiendo sobre esto con esta intención. Mi intención es solamente compartir con vosotres mi experiencia y lo hago porque creo que es probable que algunes de vosotres estéis pasando por algo parecido o que hayáis tenido alguna experiencia similar, y lo único que quiero es que es compartir mi experiencia y ser una voz que podáis escuchar cuando necesitéis hablar con alguien sobre este tema porque realmente ayuda conocer la historias de los demás.

Yo creo que la ansiedad afecta de una manera diferente a cada persona y viene por motivos muy personales. A mí lo que me sucedió fue una acumulación de situaciones negativas, que curiosamente, durante esa época en la que no me apetecía subir nada al blog, os hablé sobre ello, y fueron principalmente tres cosas: el hecho de que mis padres no me apoyaban en mis decisiones, amistades tóxicas y mi crisis de identidad.

Fue cúmulo de circunstancias que sucedieron al mismo tiempo, por no hablar de que era época de selectividad y perdí toda la motivación para estudiar porque sentía que no me valía la pena todo el esfuerzo que pondría porque nada saldría como a mí me gustaría - todo ello pasaría a apoyar la decisión que me imponían mis padres, que era una restricción, unas limitaciones con las que no estaba de acuerdo. A lo mejor, más adelante, os cuento qué pasó realmente y cómo lo viví.

Además, el día de mi graduación creo que resume toda esta mierda.

Mis padres me obligaron a vestir de una manera que no me gustab, a hacerme el pelo de una forma que no me gustaba porque no me sentía identificada y todo ello me parecía una atrocidad - y es que no hay nada peor que te disfracen y todo porque yo no quería llevar un vestido: yo lo que quería era ir en traje y chaqueta, y es que hay miles y miles de combinaciones, pero bueno, tuve que sufrir es de que las mujeres no pueden llevar traje, o pantalón y chaqueta.

También me presionaron para que me maquillaran, cosa que al final no ocurrió, pero no os imagináis el mal trago, la falta de respeto a mi identidad personal y más por miembros de mi familia, y además en la propia graduación verlos descontentos, de mala uva, intentando aparentar lo contrario... a mí me daba asco.

Además, aunque esto ya lo sabía desde hace años, estar rodeada de gente tóxica en un sitio que no me trae nada bueno... es que recuerdo todo esto y lo recuerdo con tal angustia, con tal rabia porque me dieron por todos lados, y con razón lo pasé tan mal y con razón caí tan bajo.

Cuando tengo ansiedad, siento que no puedo respirar: me falta el aire, es como si me estuviera ahogando en las profundidades del océano y hubiera un corriente muy fuerte que echara hacia abajo - intento nadar hacia la superficie, intento respirar, pero no puedo. Tengo la respiración agitada y se me acelera el corazón, me comienzan a entrar calores... de hecho, recuerdo que una de las veces que tuve un ataque de ansiedad, terminé desnuda bajo la ducha con agua fría porque la única manera de calmarme y de frenarlo todo.

Por eso siempre asocio el océano con la ansiedad, pero, a la vez, con la libertad, y sé que suena muy extraño porque son contradictorias, pero es una metáfora que me identifica bastante y que si os llama la atención os puedo desarrollar próximamente. Por aquí os dejo una frase que subí a mi cuenta secundaria de instagram que puede que os dé una idea. 🌊

No sabría decirte cómo lo superé: seguramente sería porque el caer tan bajo significa que las cosas solo pueden mejorar porque ahora estoy aquí, estoy en una nueva ciudad, a cientos de kilómetros de mi casa, y me siento aliviada y liberada, sin ningún tipo de presión innecesaria, y sobre todo, vivo tranquila. Y sé que si me hubiera quedado allí todo hubiera seguido igual, o peor, y por eso, no lo podía permitir.
*
En fin, esta es mi experiencia y así es como yo vivo la ansiedad. Soy una persona que tiende a estresarse, pero el estrés no es nada comparado con la ansiedad.

Me apetecía compartir esto con todes vosotres porque pocas veces se habla de estos temas y qué menos que normalizarlo porque nos ocurre a todes y es no es nada extraordinario tener ansiedad.

Como decía antes, no pretendo educar sobre cómo sobrellevar y superar la ansiedad porque no lo sé, solo espero haber sido una voz que podáis escuchar si alguna vez necesitáis hablar de esto con alguien. 💙


me encantaría que me dejaras en los comentarios: si alguna vez has sufrido ansiedad, cómo fue tu experiencia, cómo lo sobrellevaste, cómo lo superaste y cualquier otra cosa que te apetezca comentarme. :)

te espero en los comentarios. ¡gracias por leerme y comentar!

¡Hasta la próxima!

6 comentarios:

  1. Hola!!

    Creo que ya te lo dije por insta pero yo también he sufrido ansiedad hasta hace un par de semanas. No tenía ganas de nada. A veces, lo podía controlar y ponerme a hacer cosas pero notaba que no rendía también. Y otras a pesar que quería hacer algo, no podía. En ese momento, me sentía mal por no hacer nada y por como estaba pero eso no es culpa mía ni de nadie que sufra ansiedad. Lo que menos me gusta es que aún no se mu bien el motivo de esa ansiedad :( aunque ya no me vuelva a pasar

    Un beso!!
    Ainhoa de Infinity life

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exactamente, así es como me sentía yo. Yo tardé un montón en saberlo - a veces está delante de ti y no lo ves, pero pronto lo descubrirás. :)

      ¡Gracias por compartir tu experiencia con nosotres!

      Blue Butterfly

      Eliminar
  2. Woo, creo que esto ha sido realmente íntimo y personal y ni siquiera se que comentar al respecto, por lo que me siento inutil. Puedo decir que aunque no haya vivido la ansiedad propiamente, si que ha habido muchos momentos en mi vida en los que me he sentido realmente mal durante varias semanas, en los que he sentido que ser yo no valía la pena, que daba asco, que mejor si no existiera...Por suerte, ahora se cuanto valgo y tmb se a donde quiero llegar y aunque vuelva a tener días o semanas malas, sabre recomponerme y aguantar para alcanzar mi objetivo.

    Me ha gustado el post y me alegro de que ahora te encuentres bien.

    Un beso!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por compartir tu experiencia con nosotres! :D

      Blue Butterfly

      Eliminar
  3. Entiendo tanto tu malestar ante que te quisieran disfrazar, he pasado por lo mismo muchas veces, y aunque mi familia ya se acostumbró, hubieron ocasiones en las que lo pasé realmente mal, así que de verdad sé lo horrible que puede llegar a ser.
    Lamento que hayas tenido que pasar por esos horribles ataques de ansiedad, pero me alegra mucho que ahora estés donde quieres estar, y que tengas las herramientas para enfrentar la vida, después de todo, te mereces vivir contenta.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bonitas tus palabras! <3

      ¡Muchas gracias Abbie! :D

      Blue Butterfly

      Eliminar

¡Hola!
Estoy encantada de que quieras dejar un comentario. ¡Muchas gracias! El blog mejorará gracias a ti.
Pero recuerda que los SPAM y los SPOILERS no están permitidos, así como la falta de respeto hacia mí o a otro usuario que comente.
Gracias.
Blue Butterfly