Mi primer año siendo vegetariana

8/11/18


¡Hola a todas!
Hoy vengo con un post que me hace mucha ilusión porque llevo ya más de un año siendo vegetariana y me apetece contaros cómo ha sido este primer año, y qué cambios he notado en mi cuerpo y en mi vida, en general.

¡Vamos allá!
cómo me he sentido este primer año como vegetariana
Ha sido genial, de verdad.

A mí, cuando era pequeña, me llegas a decir que dentro de unos años sería vegetariana y no te creería, porque la carne y el embutido me encantaba, y era lo que más comía. Y además, no me gustaba mucho la verdura.

Así que, sin duda, ha sido un cambio muy grande para mí, pero desde el primer día que no me sentía bien comiendo carne y desde que di el paso a una alimentación vegetariana, me siento mucho mejor conmigo misma.

Hay muchas razones por las que ser vegetariana y yo lo hice por razones principalmente éticas porque no me sentía cómoda comiendo un trozo de carne de animal muerto y que hayan matado a un animal para que yo pueda alimentarme, cuando existen alternativas saludables que no implican una muerte.

Hice el esfuerzo de probar verduras y platos nuevos - aunque realmente, no me supuso un esfuerzo grande porque estaba dispuesta a ello - y me sorprendió ver que muchas de esas combinaciones de alimentos me gustaban y, obviamente, hay otros que no.

Eso fue en cuanto a alimentación y en cuanto a salud, me he hecho unos análisis y estoy genial: no tengo falta ni de hierro, ni de proteínas, ni de B12, ni nada. Me siento bien, con energía y cuando hago deporte rindo muy bien.

Tener una alimentación vegetariana no implica que sea una dieta saludable, ni mucho menos que vaya a caer enferma porque me faltan proteínas, que es el mito estrella de todos los omnívoros.

Además del tema de la alimentación, como habrás visto la semana pasada con iniciativa Guía #GoCrueltyFree, también soy más consciente de lo que consumo y de cómo esto puede afectar a los animales y al medio ambiente.

Para mí y en mi caso particular, pensaba que si yo era vegetariana por los animales, también tenía que tener en cuenta todo en lo que están implicados los animales, como la experimentación animal.

Sentía que tenía que ser consciente de que muchísimos productos son testados en animales y no quería que un animal hubiera sido torturado y maltratado para que yo pudiera limpiarme la cara o lavarme el pelo, porque sinceramente, me parece ridículo.

Todos los cosméticos que utilizo son cruelty-free y vegetarianos, y algunos de ellos veganos, y sí es rollo porque cuesta mucho de encontrar un producto que me pueda funcionar: tiene que ser una marca cruelty-free y vegetariana, y en el caso de mi pelo, tiene que ser para pelo grueso y muy rizado - que es muy difícil porque todo está diseñado para pelo liso - y en caso de mi cara, tiene que ser para piel seca y sensible - y si el producto no me funciona bien, la piel se reseca y se me irrita.

Pero a mí todo eso no me importa, incluso lo disfruto porque conozco más marcas y más productos con estas características y me hace ilusión encontrarlo.

*
dificultades e inconvenientes
A parte del tema de encontrar productos cruelty-free, que al final, es como todo, investigas, le pillas el truco - o tienes una guía maravillosa como referencia 😉 - y luego todo es mucho más sencillo.

No soy muy de salir a comer fuera, pero sí que voy de vez en cuando, y sinceramente, pensé que iba a ser un drama, pero tampoco es tan complicado. Te juro que soy una hater de las ensaladas - les estoy cogiendo manía porque cada vez que vas a un sitio lo único vegetariano que hay son ensaladas e incluso ni eso porque llevan pollo o atún, pero la verdad es que nunca he sido muy fan tampoco.

Así que te aseguro que cuando voy a comer por ahí encuentro cosas que puedo comer que no son ensaladas y se come bien. Creo que cada vez se es más consciente de que hay gente que no consume carne, ni pescado y se nota en los bares de tapas o restaurantes porque tienen una pequeña sección apta para vegetarianos o incluso tienen platos vegetarianos y no lo saben. Todo es cuestión de mirar bien la carta.

Pero bueno, el mayor inconveniente ever es, como siempre, la gente, y es que la gente es muy imbécil. Ya hablé un poco de esto en mi post de 3 Comentarios que me han hecho por ser vegetariana - que tengo que decir que tengo material para dos o tres posts más de este tipo, porque escucho cada barbaridad a cada cual más lamentable - y es que la gente es muy pelma.

Evidentemente, hay gente que se lo toma bien, no te cuestiona todo lo que haces y que incluso se aventura a probar platos vegetarianos y todo guay: #notallmeateaters. Pero la mayoría y sobre todo las primeras impresiones es algo que yo flipo en colores muchas veces.

*
¿vegetariana... o vegana?
Soy vegetariana porque sí que consumo huevo - muy ocasionalmente, porque no me gusta - y lácteos: la leche vegetal porque no puedo con la de origen animal, pero sí consumo queso y alguna natilla.

Estoy intentando reducir el consumo de lácteos, aunque es más complicado porque la leche se utiliza para todo, pero estoy en ello.

En un futuro, quiero ser vegana: eso lo tengo clarísimo, pero voy poco a poco. Ser vegana no implica solo la alimentación, sino también tu estilo de vida, que es un proceso que también he empezado, ya que intento que la mayoría de los cosméticos que utilizo sean veganos, intento que la ropa que compro no lleve lana, seda, cuero o piel, por ejemplo.

Es complicado, pero voy poco a poco y en camino a ese estilo de vida vegano. Y te lo voy a ir contando todo por aquí. 😊
*
¡Espero que os haya resultado interesante el post! 💙

A mí me ha hecho mucha ilusión hacerlo porque me siento muy orgullosa de haber dado el paso y haber sido constante, y estoy muy feliz del estilo de vida que estoy llevando. Creo que es de las mejores que he hecho.


me encantaría que me dejaras en los comentarios: si eres vegetariana, cómo ha sido tu primer año, si te has planteado ser vegetariana, si te gustaría que hiciera un post más detallado de cómo fue mi proceso, si te apetecería que hiciera más posts relacionados con el vegetarianismo  y cualquier otra cosa que te apetezca comentarme. :)

te espero en los comentarios. ¡gracias por leerme y comentar!

¡Hasta la próxima!

1 comentario:

  1. olee, que bien!! sabes que hay una página por internet donde introduciendo la fecha en que empezaste a ser vegetariana te calcula aproximadamente los animales que no has matado. Me lo enseñó una amiga que es vegetariana y me parecio super curioso:)

    Un beso!!
    Ainhoa de Infinity life

    ResponderEliminar

¡Hola!
Estoy encantada de que quieras dejar un comentario. ¡Muchas gracias! El blog mejorará gracias a ti.
Pero recuerda que los SPAM y los SPOILERS no están permitidos, así como la falta de respeto hacia mí o a otro usuario que comente.
Gracias.
Blue Butterfly